La Boda de Lela y Pablo

by Cris

Esta boda es algo diferente y especial, es el enlace matrimonial de Pablo y Lela, él español, ella griega, afincados en Canadá y decidieron unirse en matrimonio en Sotos de Sepúlveda, Segovia, con influencias, estilos y experiencias típicas de cada país, con ritos especiales y momentos muy divertidos. Nos lo cuenta el equipo de Las Cosas del Querer.

«Llegaron a nosotros a través de los padres de Pablo, la distancia les hizo confiar y delegar en ellos, y ellos se vieron necesitados de un poquito de consejo y ayuda, así que Las Cosas del Querer nos pusimos a su disposición y organizamos tanto la boda como la post boda desde aquí, en contacto continuo con los novios y a su gusto. Cuando de verdad se quiere las distancias no importan.

Fue en el mes de agosto de este pasado 2018, Lela y Pablo llegaron a España una semana antes de su enlace para ultimar e ir recibiendo a familiares y amigos, una boda muy internacional en un pequeño pueblo segoviano.

Una boda con las ideas muy claras y sobre todo elegantes, Lela supo exponernos sus gustos e ideas y poco a poco fuimos captando la idea y haciéndola realidad.

Nos encargamos de organizar aspectos de la boda como transportes y alojamientos de invitados, búsqueda de proveedores como pastelería (que disfrutamos mucho conociendo y saboreando pruebas de tartas), autobuses, floristería, detalles invitados… Coordinar la boda en ese día (timing, recepción de proveedores, atención y recepción invitados, control de transportes, éxito en la coordinación musical… coordinación sorpresas), decorar el espacio de celebración de la recepción donde las ideas de los novios, de los padres y el perfecto entendimiento con ellos, toda profesionalidad de Palacio del esquileo, fue lo que hizo que todo resultase un éxito.

Y al día siguiente seguimos con el montaje, decoración y preparación de la fiesta post boda en la finca privada de Susana y Antonio, donde se disfrutó de una suculenta paella, ensaladas, canapés, empanadas, bebida y comida en abundancia para agasajar a los más allegados, sobre todo a la familia de la novia llegados desde Grecia, Australia, Italia, y amigos desde Canadá, así como los más allegados de la familia de Pablo, una buena comida, buena compañía y algún baño refrescante en la piscina hicieron de la jornada un día de descanso, relajación y disfrute íntimo y familiar.»

 

 

El vestido es de Hayley Paige, una diseñadora neoyorkina. Su estilo es muy romántico, para princesas modernas. Se llama Reagan Gown y es un modelo de su colección Autumno 2017. Los zapatos son del diseñador Jimmy Choo y fue lo primero que se compró.

El anillo de pedida es de diamantes princess cut Novo de Tifannys. Las alianzas las eligió Lela en Grecia el 14 de Febrero, el día de los enamorados, y fueron un regalo de Bicky, la hermana de Lela. Están hechas de oro blanco con sus nombres grabados en el interior en griego para señalar la fecha.

A Pablo los padres de Lela le regalaron los gemelos, de plata, hechos también en Grecia en un joyero artesanal. La tía de Lela, desde Australia, le regalo un colgante azul de Swarovsky y, aunque no lo llevaba a la vista, lo había colgado en su ropa interior.

El traje de Pablo es un Tom James hecho a medida. Un esmoquin negro estilo James Bond con chaleco de lana fina. Y los zapatos del diseñador Ferragamo.

La decoración floral de la ceremonia así como el ramo de novia fueron creaciones de La Floristería de Esther. Todo eran rosas blancas allá donde se mirase y el olor de las rosas del precioso ramo de rosas David Austin era espectacular. Rosas blancas, paniculata y espigas detalle de Susana para los novios fueron el hilo conductor de la decoración floral de todo el enlace, las rosas colocadas estratégicamente por todos los rincones inferían elegancia, estilo y calidez.

Fue especialmente emocionante la canción de la entrada de la novia a la iglesia, Romeo and Juliette de Dire Straits. Desde el primer momento Lela insistió en tener guitarra española en la ambientación de la boda, iglesia y cocktail. Por eso el momento de la entrada con esa canción tocada a la guitarra por el Dúo Sonanta se va a quedar para siempre en nuestra memoria.

Morgan Marinoni es un profesional encantador y muy original. Sin descanso y con mucha elegancia ha creado unos recuerdos magníficos para todos. Magia y originalidad.

Las invitaciones las diseñamos con la novia y cuando nos dió el sí, encargamos a  Eledis Invitaciones, que nos las hicieron llegan rápidamente. Unas invitaciones especiales y en dos idiomas, unas en castellano y otras en griego que cerramos con un sello de lacre en plata con su anagrama, diseño y montaje de Las Cosas del Querer.

Entrevista realizada y concedida por los novios a Las Cosas del Querer.

You may also like

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Al continuar navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies